VARIOS

¿Nos cargamos el planeta o nos ponemos las pilas?

Hola,

Quería preparar el post decentemente pero ando muy liada en el trabajo, así que voy poco a poco redactándolo en los ratinos que me quedan libres.

Hace tiempo os hablé de mi intención de quitar el plástico poco a poco de casa. Pequeños cambios, pero que grano a grano y entre todos, pueden mover molinos.

Hay cosas que es imposible quitar, pero en lo más que podamos y reutilizando pues algo se hace.

Es horrible ir a la tienda y que te metan plástico para cada fruta, para cada embutido… así que empecé por ahí. Bolsas de tela.

Las compré en la web de Sin Plástico. Es un pack de 10 bolsas reutilizables de algodón orgánico de diferentes tamaños.

Y ahí me voy yo con mis bolsitas encantada de la vida. No obstante he echado el ojo a otras que seguramente pruebe y ya os contaré mas adelante.

Lo siguiente fueron los tuppers de plástico, que para que negarlo me dan bastante asquete…. todos al contenedor del plástico, y los cambié por tarros de cristal y mi tupper de la oficina, por uno metálico. También los compré en Sin Plástico.

También me pillé unas sartenes porque las mías estaban fatal, pero supuestamente y siendo antiox…. fatal, se pusieron todas oxidadas, por lo que me compré otras que están impecables. Como se nota una buena sartén, es impresionante.

Luego cansada de que el mistol durara una mierda (no sé si se puede decir esto en un blog) y de echar cantidades indecentes para fregar los platos, opté por este instrumento y jabón natural que la verdad, limpia súper bien, y deja las manos además súper suaves.

Aunque debo decir que Fran no se apaña, e iré a comprar lavavajillas a granel con un bote que tengo guardado para reutilizar.

Lo siguiente fue desterrar las bolsas de plástico que tenía por casa, y una vez que se acabaron pedí unas por Amazon que son reciclables.

Y luego ya le tocó el paso a la comida….

Solemos comprar en el Mercadona, pero yo ya estaba bastante cansada de que la fruta en cuestión de horas estuviera para tirar.

Así que gracias a Susana de Caléndula, encontré una tiendina, justo detrás de mi ex oficina, donde venden a granel y ecológico. Debo decir que tengo a dos encantados en casa con que la fruta sepa a fruta, y una pequeña devoradora de arándanos.

Es una tiendina preciosa, pequeña y con gran variedad de comida para veganos y para gente con intolerancias varias. También tiene productos de limpieza a granel,  y muchos producto como unos macarrones riquísimos que me he traído este día. Y su dueña es un encanto. Si tenéis la oportunidad pasaros porque como dice Fran, «por fin unos plátanos que saben a plátanos».

Además vende la versión asturiana de la nocilla…»Asturcilla» que incluso es más sana.

¡Por favor! Mas tiendas así….

A la peque le encanta pero ahora le he dado otra que también es bastante saludable de my body genius que está empezando también a tener productos veganos por si te interesa.

Yo ahí ya paso, me gusta demasiado un buen cachopo jajaja

Y de momento hasta aquí, seguiré avanzando y seguiré contándote, porque esto es todo un mundo jejeje.

Buena semana,

Sara

4 thoughts on “¿Nos cargamos el planeta o nos ponemos las pilas?

  1. Que hay que cuidar el planeta está claro… Nos lo estamos cargando a marchas forzadas. Y bueno, pequeños gestos pueden suponer mucho. Al menos concienciarnos y actuar! Aunque sigo pensando que no es tarea sólo de los de a pie de calle, sino también de gobiernos, empresarios y altas esferas que son los que deberían actuar con firmeza para solucionar el problema

  2. Me he quedado con la intriga del instrumento que utilizas para lavar los platos con el jabón natural, yo necesito también ir cambiando toda la forma de consumo, e ir acostumbrando a mis hijos al cambio. Gracias por las ideas guapísima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top