VIAJES

La vida Furgonetera la vida mejor

Hoy te vengo a hablar de mis últimas vacaciones con la furgo y los niños…

No negaré que el primer día fue un poco de locura pero luego la cosa fue mejor.

Buscamos sitios donde no solo poder pernoctar con la furgoneta, sino también donde todos pudieramos disfrutar incluido el perro.

Empecemos… ¡Primera parada!

Monforte de Lemos

Llevo años queriendo ir a la Ribera Sacra, concretamente desde que llegó a mis manos el libro de Dolores Redondo «Todo eso te daré».

Hay un paisaje maravilloso, y aunque no hay playas, te puedes bañar en unos lagos que hay, con chiringuitos incluidos. Nosotros fuimos a uno pensando que podía ir Blas, pero no, eso sí, encontramos el vacío legal y nos pudimos refrescar.

Tiene un parking de autocaravanas muy próximo al centro, con un bonito paseo a la vera del río. En ella puedes encontrar agua, además de ser un sitio tranquilo para pernoctar.

Viana do Castelo

Me encantó, y es que Portugal es perfecto para este tipo de modo de viaje y muy muy DogFriendly. Aquí hay una playa para perros en la zona del puerto, que está muy muy bien para ellos bañarse y correr.

También tienen varias zonas para pernoctar autocaravanas, aunque la más centrica no tiene agua ni nada.

El sitio espectacular. Importante si viajas a Portugal hacerte como nosotros con el telepeaje porque te olvidas de multas y sorpresas innecesarias.

Vilagarcía de Arousa

Ya te digo que ibamos buscando sitios donde Blas pudiera disfrutar y donde tener donde dormir con la furgoneta sin problema.

Lo mismo, tiene una preciosa playa cerca del pueblo, pequeñina, perfectamente cerrada y de fácil acceso.

Y la zona de aparcar, en el centro, cerca de todos los bares (miles y miles) y genial con agua y con sitio para evacuar las aguas sucias.

Tienen reservados para ello unas diez plazas.

El pueblo es grande, está muy bien la verdad.

Finisterre

El fin de la Tierra decían…

Especial parada porque teníamos muchas ganas de conocerlo, especialmente el buenpadre, encima nos coincidieron fiestas, y con la gente del Camino de Santiago estaba muy animado.

La playa para perros hay que ir caminando, es súper salvaje, no hay nada, estás en plena naturaleza y es preciosa.

La furgoneta la dejamos en un aparcamiento para autocaravanas cerrado, hay que pagar 5€, pero está videovigilado y súper centrico, por lo que merece la pena. Tiene agua y tiene para las aguas sucias, así que genial.

El pueblo es precioso, típico pueblo pesquero, pero soplaba el viento que daba gusto así que lo disfrutamos poco.

Eso sí, aprovechamos a visitar el faro que está más al occidente de la península (casi volamos).

Y ya por último, fuimos a Lugo con parada a estirar las piernas en A Coruña.

Esta parte hay que visitarla, no os contaré LO BIEN QUE SE COME en Lugo porque no me creerías, así que os dejo foto de El Faro de Hércules y del parking de Lugo, que también súper centrico, con agua y para aguas sucias como los demás. Aquí aprovechamos a lavar la ropa en estas lavanderías tan guays que están muy bien para estos casos. Así que llegué a casa con toda la ropa lavada y seca lista para guardar.

Y hasta aquí nuestras furgo-vacaciones.

Espero te sirva de ayuda y cualquier cosa ya sabes, aquí debajo o por las redes sociales.

Y si no hablamos… ¡buen fin de semana!

Sara

10 thoughts on “La vida Furgonetera la vida mejor

  1. Madre mía que valientes!! Los 4 en la furgoneta? Pero si tu peludo casi ocupa todo!!! Eres mi idola!! Jajajajjaa. Pero la verdad es que así es como mejor se viaje. Ole vosotros!! Muy chulos los sitios y la experiencia.
    Besotes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top